BLOG

Copa Fino Manzanilla Jerez Termica iBar

El vino fino en copa térmica

Ha llegado el cumpleaños de un conocido; sabes que le gusta el vino fino y quieres hacerle un regalo original. Parece una escena completamente normal, pero, por desgracia, no se te ocurre qué regalarle. La solución es muy sencilla: una copa moderna para que pueda beber el vino fino en una copa térmica, disfrutando al mismo tiempo de una temperatura óptima y de todas sus propiedades.

 

Qué es una copa de vino fino térmica

El vaso moderno térmico, a día de hoy, es mucho más que un vaso. No hablamos de diseños convencionales completamente estandarizados que solo sirven de recipiente para nuestra bebida, sino que además aportan un aislamiento que mantiene la temperatura de nuestro vino fresca del primer al último trago. En la actualidad ya puedes encontrarlos de todo tipofabricados teniendo en cuenta qué vas a beber en ellos.

Así, para los amantes del vino fino -que sabemos que, sobre todo, en el sur de España sois muchos, pues es donde mejor vino de Jerez, Manzanilla y, en general, vino fino, se hace- tenemos una copa de vino fino de doble pared que va a ser una delicia.

 


Hablamos de una copa de tipo semi-flauta, alta y estrecha, con el aro del borde ligeramente hacia dentro. Parece la descripción de cualquier copa específica para vino dulces, ¿verdad? Pues así es, en la actualidad, la copa moderna térmica de vino fino es exactamente igual, en cuanto a diseño, que cualquier copa especial para estos. ¿Por qué conformarte con una simple copa cuando puedes disfrutar tu bebida fría al mismo tiempo?

 

La temperatura de los vinos finos

Todos los vinos blancos requieren de temperaturas frescas para poder disfrutarlos. Los matices y las texturas son completamente contrarios a los que ofrecen los tintos, por ello, la temperatura a la que se sirven también debe serlo.

El vino generoso, como puede ser cualquier Manzanilla, un buen Jerez o, en general, un vino fino, debe mantenerse en los 11ºC para disfrutarse verdaderamente. El vino dulce, si es el caso, se toma un poquito más frío, a 8ºC.

 

En un post anterior os contábamos cómo conseguir rápidamente la temperatura óptima de cada vino. Si bien, tan importante como conseguirla es mantenerla.

La manera más sencilla y a la vez efectiva es utilizar una copa de vino fino térmica. Esta hace las veces tanto de copa de vino Jerez de doble pared como de copa de vino Manzanilla de doble pared; ¡cualquier vino generoso se disfruta en esta copa!

 

Copas y vasos térmicos para beber vino fino

Pero... ¿qué es lo que las hace tan especiales?

Como ya os hemos comentado, la variedad de copas térmicas es enorme en la actualidad, permitiendo que podamos disfrutar de cada tipo de bebida en el vaso térmico más adecuado. Tenemos vasos de cerveza, copas de vino tinto térmicas, vasos de té, vasos para zumo térmicos... Todos los tipos de vasos térmicos y copas térmicas de doble pared que te puedas imaginar; sino, ¿qué gracia tendría regalar un vaso térmico cualquiera?

Copa Fino Manzanilla Jerez Termica iBar

Y es que las copas térmicas son ideales para disfrutar de un buen vino fino, el que más te guste. Con su estructura de doble pared y la combinación de los materiales más adecuados, una copa térmica te permite mantener la temperatura del vino fino del primer al último trago en cualquier época del año. En primavera y verano, la copa de manzanilla térmica no tiene rival porqué la diferencia con una copa simple se aprecia a partir de los 20 °C, estás en tu terraza preferida y cada vez que bebes de tú copa de vino aprecias que su temperatura permanece estable, hasta que no lo pruebas no verás la diferencia con una copa simple.

Así puedes disfrutar tu copa térmica hasta el otoño incluso, y en invierno, su característica aislante proporciona esa estabilidad en la temperatura que hace que las propiedades organolépticas del mejor vino se destaquen durante toda la velada.

 

Evidentemente, todos queremos tomar nuestras bebidas de manera óptima, pero para los vino finos en particular, al tomarse en temperaturas algo bajas, es más necesario mantenerlas, para que no se calienten. Pero tampoco queremos que la temperatura sea demasiado fría porqué entonces el vino languidece y se aplana sin poder apreciar sus matices. Para eso la copa de Jerez térmica es la mejor alternativa, mantiene la bebida fresca a la temperatura de la botella y permite que tampoco baje mucho al principio esa temperatura para que el vino esté en su punto óptimo todo el tiempo.

 

Además, tenemos que indicar que con las copas térmicas, ya sean para Jerez, para Manzanillas o para cualquier otro vino fino, se mantienen intactas sus propiedades.

 

Está claro que este tipo de vaso moderno es un regalo original y totalmente adecuado para los más enófilos. Tanto si tienes un compromiso y necesitas un regalo para un allegado como si eres tú mismo quien desea disfrutar el vino fino, hacerlo en un vaso térmico será una opción inteligente y totalmente diferente.

¡Disfruta el doble!